fbpx

Móviles del futuro serán con cámaras bajo la pantalla

Oppo y Xiaomi trabajan en esta tecnología

Muchas veces, las marcas más famosas tienen más éxito por una idea originalmente creada por una menos conocida, pero más innovadora. Tenemos, por ejemplo, cuando Oppo y Xiaomi lanzaron smartphones con lector de huellas bajo el panel de pantalla. Pues parece que la historia está por repetirse con los próximos smartphones con cámara bajo pantalla.

Ya se sabía que estas empresas se traían algo entre manos, y con el trend por hacer smartphones todo pantalla, el problema principal era obvio. Una buena manera de deshacerse de los marcos fue eliminar los botones físicos de navegación y el lector de huellas. Mientras que muchos optaron por colocarlo en la parte trasera del móvil, Apple por ejemplo desarrolló un notch donde introdujo su nuevo FaceID.

Claro, los notches no son estéticamente lindos para muchos, y siguen ocupando parte del frontal, así que ¿Y ahora qué?

Luego de ver todo tipo de notches y cámaras plegables, Oppo ha creado un prototipo de smartphone que tiene la cámara frontal integrada debajo de la pantalla. La calidad del vídeo no es la mejor, pero se aprecia claramente cómo funciona esta innovadora tecnología.

Imagen de: Beebom

Aún no conocemos exactamente qué móvil llevará la nueva cámara, pero es claro que esta moda está lejos de detenerse aquí. Oppo ha tomado la iniciativa, y esperamos que todos los demás fabricantes no se queden atrás.

Por otro lado, Xiaomi publicó su propio vídeo mostrando la misma función. Sin embargo, no es muy claro ni se entiende muy bien, por lo que podría incluso no ser realmente lo que pensamos.

¿Qué se esconde bajo la pantalla?

Normalmente y cómo vimos con el lector de huella debajo de la pantalla, la empresa que desarrolla la tecnología es desconocida. Marcas grandes cómo Oppo sólo compran dicho componente y lo integran a sus dispositivos.

Esta noticia es clara señal de que el mercado de móviles va en una sola dirección: más pantalla y menos bordes, al punto de eliminarlos por completo. No obstante, sí que es interesante pensar en todo lo que hay que esconder en estos diseños futuristas, y cómo se logra.

Es obvio que el hecho de que sea posible, no implica que sea fácil, de hecho no lo es, en lo absoluto. Un ejemplo de ello es la tarea de hacer que la pantalla misma generara los sonidos a través de vibraciones para poder utilizar el espacio que ocupa el altavoz de llamadas.

Otros componentes importantes cómo el sensor de luminosidad y proximidad también deben reubicarse. El primero se utiliza para ajustar automáticamente el brillo de la pantalla según la luz del ambiente, y el otro para apagarla cuando te acercas el mismo a la oreja. Claro, en el caso del sensor de proximidad, el sistema de giroscopio puede detectar el movimiento de poner el móvil en tu oreja y cumplir la función, pero no es tan preciso.

Por otro lado, las cámaras infrarrojas de Apple y Samsung necesarias para el desbloqueo facial son extremadamente difíciles de reemplazar. Esto se debe a que las cámaras comunes no hacen el trabajo de manera tan eficiente.

Al menos en el aspecto de seguridad, los lectores de huella en pantalla prueban ser cada vez más seguros, al igual que los físicos. Además, mucha gente prefiere este método por encima del desbloqueo facial. Es cuestión de tiempo ver qué solución le darán los fabricantes a estos problemas con nuevas tecnologías, pero sin duda alguna, Oppo lleva la delantera.

Los 13 mejores móviles desde 150 euros

Malas noticias para los usuarios de estos móviles Xiaomi

Botón volver arriba